Pepe Barroso para Bulgari
Relojes

Bulgari Aluminium: Deportivo, Elegante e Italiano

El mundo de la relojería siempre sorprende. Puede ser porque vea la luz un reloj con grandes complicaciones… o porque una reedición de un reloj de hace 30 años se convierta en uno de los grandes éxitos del año.

Porque eso es lo que ha ocurrido con el Bvlgari Aluminium: su regreso ha sido uno de los más celebrados en 2020, y en 2021 va a seguir haciendo mucho ruido.

Pero ¿cómo ha llegado hasta aquí?

Un poco de historia

Bvlgari ha sido y es, en primer lugar, un joyero, pero siempre ha tenido relojes -de mujer- en su cartera de producto. Sin embargo, en 1977 lanzó su primer reloj de caballero fabricado en serie, el Bvlgari Bvlgari. Se llamó así porque en el bisel, al igual que en las monedas romanas, aparecía inscrito el nombre dos veces, algo que se consideró una muestra de ostentación casi escandalosa. Pero Bvlgari entiende muy bien lo que es disfrutar del lujo, y eso es lo que transmitía el reloj.

Once años después apareció el Diagono Chronograph, que mantenía el mismo bisel grabado, y en 1998 se lanzó el Bvlgari Aluminium, con el bisel del Bvlgari Bvlgari y con el cronógrafo del Diagono.

Unisexy, mejor dicho, porque no sólo queda bien en muñecas de hombre y de mujer, sino que resulta igual de atractivo en una u otra.

La gran novedad fue el uso de los materiales: el bisel era de caucho y la caja de aluminio, algo nunca visto en la relojería. El efecto conseguido era doble: el reloj era distinto a todo lo que había y, gracias a los materiales usados, tenía un precio asequible, de manera que podía ser disfrutado por los seguidores de la marca y por aquellos que accedían por primera vez al mundo Bvlgari.

Avión de Alitalia decorado por Bulgari
Boing 747 de la compañia Alitalia decorado por Bulgari | Foto cortesía de Bulgari

La campaña de lanzamiento incluyó incluso un Boeing 747 de Alitalia con el reloj atado a la cabina. Fue un exitazo durante la década que estuvo disponible, y siempre fue añorado. Hasta que ha vuelto a renacer.

Dos modelos, un mismo espíritu

Los nuevos Bvlgari Aluminium mantienen la esencia de los originales, pero con lógicas actualizaciones que mejoran el producto. Se siguen manteniendo los mismos materiales, por supuesto, pero el caucho es mucho mejor y el aluminio se ha reformulado para darle mayor resistencia.

Pepe Barroso con el Bulgari Aluminium Chronograph
Pepe Barroso con el Bulgari Aluminium Chronograph | RABAT

Ambas cajas han crecido hasta tener un diámetro de 40 mm, pero al ser delgadas permite que el reloj sea unisex. Unisexy, mejor dicho, porque no sólo queda bien en muñecas de hombre y de mujer, sino que resulta igual de atractivo en una u otra. Además, ha aumentado su hermeticidad hasta los 100 metros, de manera que el reloj es un perfecto compañero en cualquier situación.

La versión de tres agujas y fecha se presenta con dos esferas, una negra y una blanca. O más bien un blanco roto que, de hecho, la marca considera gris. En ambos casos prima la legibilidad, gracias a unos índices largos y unos numerales 12 y 6 igualmente grandes. La manecilla del segundero también conserva su forma original, pintada en rojo en la punta y en el contrapeso circular, subrayando así el espíritu deportivo-chic del reloj.

Colección de relojes Bulgari Aluminium
Trilogía de Bulgari Aluminium | Foto cortesía de Bulgari

La versión cronógrafo, en mi opinión la más interesante, sólo se ha presentado en blanco (al menos por ahora) y con las subesferas en negro. Es lo que conocemos como “esfera panda”. Presenta la disposición tradicional de pequeño segundero (a las tres), contador de 30 minutos (a las 9 horas) y de 12 horas (a las 6 en punto).

La lectura de los datos es perfecta siempre, gracias al contraste de los índices y de las manecillas con el fondo de la esfera. y, como están impregnados de material luminiscente, también son legibles en la oscuridad.

Ambos modelos se mueven gracias a calibres automáticos ETA, de reputada solidez y durabilidad.

Por último, la correa de caucho estructurada se adapta perfectamente a la muñeca, y tiene una suavidad que hace olvidar que no es una correa de piel.

Un piacere en la muñeca

Pero toda la teoría tiene que plasmarse en realidad cuando te pones el reloj, y ciertamente este Bvlgari Aluminium no decepciona. El equilibrio entre elegancia y deportividad está perfectamente conseguido, de manera que el reloj se encuentra igual de cómodo en la oficina como en la escapada de fin de semana. En cuanto te lo pones forma parte de la muñeca, que es el mejor halago que se puede hacer a un reloj. Si te lo pones, ya no te lo quitas.

Y además están los precios: 2.950 euros para la versión de tres agujas y 4.250 euros el cronógrafo. De nuevo unos precios muy razonables que nos adentran en el mundo especial de Bvlgari y de su manera de entender la excelencia.  

Descubre los relojes Bulgari Aluminium en RABAT