Relojes

Nuevo Égérie de Vacheron Constantin: La elegancia más preciada

En la intersección entre la Alta Relojería y la Alta Costura, la colección Égérie revela una nueva faceta de su personalidad con dos nuevos modelos automáticos Egerie con pavé de diamantes. Su encanto elegante y clásico al mismo tiempo, con un toque de picardía, se muestra ataviado con un manto brillante de luz, a la vez que mantiene sus características indicaciones asimétricas

Estos nuevos modelos, presentados en el marco de Watches & Wonders 2021, se inscriben dentro de la temática de la Casa de 2021: titulada Classic with a Twist, y ponen de relieve la energía creativa de Vacheron Constantin. Una mágica identidad que celebra el patrimonio y al mismo tiempo se atreve a darle un toque inesperado.

Égérie automático | Vacheron Constantin


La feminidad tiene innumerables facetas, por esto, la colección Égérie revela su elegancia única a través de múltiples variaciones inspiradas en el refinado universo de la Alta Costura y los códigos estéticos presentes desde el siglo XIX en los relojes de la Alta Relojería que completan el patrimonio de Vacheron Constantin.

Esta colección, sofisticada y decididamente acorde con su época, despliega ahora sus encantos en un delicado vestido de diamantes.

Égérie automático | Vacheron Constantin
Égérie automático | Vacheron Constantin

Belleza luminosa

El modelo Égérie automático con pavé de diamantes capta y refleja la luz desde todos los ángulos.
¿El secreto de su belleza? Un armonioso engastado de 303 diamantes. Una caja de 35 mm de diámetro en oro blanco 5N de 18 quilates o en oro rosa 5N de 18 quilates. La esfera dorada irradia el mismo brillo. Adornada con 574 diamantes, transforma el paso del tiempo en un espectáculo verdaderamente deslumbrante.

Égérie automático | Vacheron Constantin
Égérie automático | Vacheron Constantin


El espectáculo comienza con la fecha descentrada que aparece en una diagonal formada por el logotipo de Vacheron Constantin. La corona posicionada entre la 1 y las 2, coronada a su vez con un diamante talla rosa, añadiendo un toque repleto de magia. Una hábil composición de curvas y círculos entrelazados jalonada con números arábigos en oro de 18 quilates festoneados, sobrevolados por finas agujas de oro.


Tanto de día como de noche, este nuevo modelo Égérie se ajusta con naturalidad a la muñeca de aquellas mujeres a las que les gusta disfrutar de de cada instante. Un ingenioso sistema de correas intercambiables permite cambiar el aspecto del reloj a su antojo. Satén o piel de aligátor con efecto satinado, color azul noche para la versión en oro blanco o un marrón glacé para el modelo de oro rosa.

Égérie automático | Vacheron Constantin

Una vez elegida, la correa se ajusta fácilmente a la caja en un suave movimiento que no requiere herramienta alguna. Y como toque final, la hebilla ardillon en oro de cada brazalete también está engastada con 17 diamantes.

Entre bambalinas

Este reloj late al ritmo del calibre 1088, un movimiento automático de la Manufactura con una reserva de marcha de 40 horas. El fondo de cristal de zafiro nos regala una admirable vista de los acabados de Alta Relojería: un motivo Côtes de Genève hecho a mano y una masa oscilante calada en oro de 22 quilates inspirada en la forma de la cruz de Malta.

La creatividad de Vacheron Constantin siempre se ha mantenido en sintonía con su tiempo evocando a la vez la memoria de la Casa. Este código de elegancia, adoptado por cada relojero, artesano y diseñador a lo largo de los años y los siglos, celebra el patrimonio y se atreve a explorar lo inesperado. Situado en la intersección entre el virtuosismo técnico y el refinamiento estético, el encanto imperecedero de los relojes de Vacheron Constantin consigue atravesar intacto las distintas épocas. Porque la intemporalidad no se consigue simplemente siguiendo las convenciones
de la relojería tradicional, cada creación tiene un toque de audacia que se revela en los detalles más pequeños.

Égérie automático | Vacheron Constantin
Égérie automático | Vacheron Constantin

Visualizaciones especiales, indicaciones descentradas, biselado específico de todas las piezas, acabado artesanal y la complejidad de un mecanismo son solo algunos ejemplos de esta pericia. Todo esto se traduce en un campo de expresión muy personal donde convergen la técnica y el estilo en una sutil armonía entre lo convencional y lo atípico.