MILGAUSS

EL RELOJ DE LOS CIENTÍFICOS

La fiabilidad y precisión de un reloj mecánico convencional se ven alteradas por un campo magnético de 50 a 100 gauss. Pero muchos científicos se exponen a perturbaciones magnéticas mucho más elevadas en su trabajo. Rolex encontró la solución y en 1956 creó el Rolex Milgauss, resistente a 1000 gauss. Como su nombre indica, resiste hasta mil gauss.

SE RECONOCE INMEDIATAMENTE

EL ESTILO DEL MILGAUSS

El Milgauss se ha mantenido fiel a su herencia científica e identidad única a la vez que ha evolucionado. Sus líneas depuradas y su evocador segundero color naranja en forma de relámpago, un guiño al modelo original, hace que el Milgauss se reconozca inmediatamente.

UN EFICIENTE SISTEMA DE PROTECCIÓN

UN EFICIENTE SISTEMA DE PROTECCIÓN

CARACTERÍSTICAS DEL MILGAUSS

La primera innovación responsable de la resistencia a la influencia magnética del Milgauss es el escudo en el interior de su caja Oyster. Elaborado a partir de aleaciones ferromagnéticas seleccionadas por Rolex, rodea y protege el movimiento El símbolo de la intensidad magnética, una letra 'B' con una flecha, está grabado en este escudo magnético, pero sólo podrán verlo los relojeros certificados por Rolex.

EL CALIBRE PERPETUAL 3131

EL CALIBRE PERPETUAL 3131

CARACTERÍSTICAS DEL MILGAUSS

El Milgauss está equipado con el calibre 3131, un movimiento mecánico de cuerda automática completamente desarrollado y manufacturado por Rolex. Cuenta con la tecnología más puntera patentada por la marca que garantiza una resistencia excepcional a los campos magnéticos. Como todos los movimientos Perpetual de Rolex, el 3131 tiene certificación de Cronómetro suizo, un título reservado a los relojes de alta precisión que superaron con éxito las pruebas del Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC).

CRISTAL DE ZAFIRO VERDE

CRISTAL DE ZAFIRO VERDE

CARACTERÍSTICAS DEL MILGAUSS

Un exclusivo cristal de zafiro verde desarrollado en 2007 por Rolex. Disponible únicamente en el Milgauss, es resistente a las rayaduras e inalterable con el paso del tiempo. Su tono verde claro, presente en todo el cristal tintado, se vuelve casi luminiscente en su borde exterior biselado. Es el resultado de un proceso secreto que requirió años de desarrollo hasta su completo dominio y varias semanas para su producción. No está patentado, puesto que el proceso es tan complicado de hacer que nadie se atrevería a intentarlo.

PRUEBE UN ROLEX
MILGAUSS

A SU SERVICIO

Póngase en contacto con nosotros