Envío: United States |
Servicio Técnico de Relojería

Servicio Técnico de Relojería

Expertos relojeros a su servicio

Aunque esperamos que su reloj nunca necesite reparaciones importantes, contamos con un taller con la tecnología más avanzada y un equipo profesional de la máxima cualificación y reconocimiento de forma oficial por las más prestigiosas manufacturas internacionales.

RABAT pone a su disposición más de 20 técnicos cualificados. Nuestros maestros relojeros están totalmente preparados para atender y restaurar relojes actuales y antiguos. Su pericia se actualiza mediante una capacitación continua que les ayuda elevar el nivel de servicio que nuestros clientes esperan y merecen.

Servicios

Disponemos de un servicio de intervención inmediata si se requiere un cambio de pila en cualquiera de las tiendas o servicios postventa de Rabat.

La vida de una pila oscila entre 2 y 6 años el movimiento. La mayor parte de los relojes de cuarzo con aguja de segundero en el centro disponen de un indicador de fin de vida de la pila (EOL).

Para indicar que la pila se está agotando, la aguja del segundero empieza a saltar cada cuatro segundos; esto sucede aproximadamente dos semanas antes de que sea preciso sustituir la pila.

No olvide que sólo están acreditados a cambiar la pila los distribuidores autorizados de las marcas o nuestros servicios de postventa.

Se sustituyen, corrigen y/o ajustan los elementos aislados de la máquina o de la caja que no afectan al funcionamiento del reloj (cambio de cristal, la corona, pulsadores…). También se puede realizar un ajuste del movimiento.

Siempre que se abra la caja, se controlará el hermetismo.

El plazo de estas intervenciones varía en función de la disponibilidad de repuestos.

La revisión completa engloba hasta 20 actuaciones sobre el reloj. Las principales etapas de un completo servicio de mantenimiento son:

  • Prueba inicial para definir el estado del reloj.
  • Restauración de la caja y del brazalete metálico según las especificaciones originales (pulido, acabado satinado, etc.).
  • Recuperación de la estanquidad con los componentes arriba mencionados.
  • Desmontaje y lavado del movimiento en piezas individuales. Reparación o cambio de toda pieza del movimiento defectuosa.
  • Armado total del reloj mecánico y afinado de la precisión de acuerdo con las normas de la marca.
  • Comprobación durante 24 horas de que la precisión y la cadencia son estables.

Desmontamos completamente el reloj y en un proceso totalmente manual recuperamos su acabado original.

Se trata de un proceso muy complejo en cuanto a distintos ángulos, formas, abrillantados, matizados y, en definitiva, diferentes acabados. Materiales como oro, acero, platino etc. son aptos para pulir y dejarlos con su aspecto original.

La hermeticidad de un reloj protege al movimiento del polvo, la humedad y el deterioro cuando se sumerge por completo en el agua.

Las juntas permiten que el reloj conserve su hermeticidad. Sin embargo, dado que están constantemente expuestas a muchos tipos de agresiones externas (cosméticos, sudor, cambios de temperatura), la hermeticidad de un reloj puede disminuir con el paso del tiempo. Por lo tanto, recomendamos que revise la hermeticidad de su reloj cada 12 meses.

Asegúrese, también, de que la corona del reloj está correctamente colocada (empujada hacia dentro o atornillada, según los modelos) para impedir que entre agua en el mecanismo.

Importante: no ajuste la posición de la corona ni presione en los pulsadores para cambiar la hora, la fecha ni cualquier otra función mientras el reloj esté sumergido en el agua, porque el agua entraría en la caja.

Preguntas frecuentes

Un reloj está garantizado ante todos los posibles defectos de fabricación durante un periodo de 24 meses a partir de la fecha de compra, sometido a las condiciones del manual de uso.

Para disfrutar de esta garantía se le pedirá que presente el certificado de garantía internacional debidamente cumplimentado, con fecha, sello y firma de un distribuidor autorizado. Conserve dicho certificado en lugar seguro.

Garantía de reparación - A partir de la fecha de la reparación, todas las intervenciones realizadas en su reloj disponen de una garantía de 12 meses que sólo es válida en Rabat. Dicha garantía cubre únicamente el coste del trabajo y las piezas de repuesto empleadas en la reparación. La garantía de reparación es independiente de la garantía internacional que se entregó en el momento de la compra.

La garantía de reparación no cubre los problemas derivados de daños accidentales o deliberados, negligencias (golpes, roturas, humedad en la caja de relojes que no sean resistentes al agua, etc.) y las alteraciones debidas a reparaciones realizadas por personal ajeno a Rabat.

El mecanismo de un reloj trabaja sin cesar las 24 horas del día durante 365 días al año. En consecuencia, tanto los componentes del movimiento como el aceite lubricante sufren por el uso y el paso del tiempo. Es más, las juntas de cada pieza (fondo, cristal, corona) pueden deteriorarse y dejar de garantizar la hermeticidad del reloj al agua y al aire. Un reloj tiene que someterse a un mantenimiento periódico para garantizar su buen funcionamiento y preservar tanto su precisión como su hermeticidad.

  • Hay que sustituir la pila cada 2 a 6 años, según los modelos.
  • Hay que llevar el reloj al servicio de mantenimiento cada 3 o 4 años.
  • Cada 5 años hay que realizar un ajuste con servicio completo.

Le recomendamos que lo lleve a cualquier joyería RABAT o se ponga en contacto con el servicio postventa de RABAT a través del formulario. Recuerde llevar la tarjeta de garantía si el reloj está aún cubierto por ella.

La vida de una pila oscila entre 2 y 6 años según los modelos.

La mayor parte de los relojes de cuarzo con aguja de segundero en el centro disponen de un indicador de fin de vida de la pila (EOL).

Para indicar que la pila se está agotando la aguja del segundero empieza a saltar cada cuatro segundos; esto sucede aproximadamente dos semanas antes de que sea preciso sustituir la pila.

Los relojes de cuarzo son enormemente precisos gracias a su vibración de alta frecuencia (32 kHz). Su precisión es de aproximadamente 1 ó 2 minutos (de adelanto o retraso) al año.

En comparación, un reloj de movimiento mecánico (tanto si es manual como automático) tiene una frecuencia que puede variar entre 2,5 y 4 Hz, lo que puede conducir a una precisión de aproximadamente 1 o 2 minutos a la semana.

El funcionamiento del reloj puede verse afectado por factores ambientales como la temperatura, la presión, la humedad o los campos magnéticos.

La hermeticidad de un reloj protege el movimiento del polvo, la humedad y el deterioro cuando se sumerge por completo en el agua.

Las juntas permiten que el reloj conserve su hermeticidad. Sin embargo, dado que están constantemente expuestas a muchos tipos de agresiones externas (cosméticos, sudor, cambios de temperatura), la hermeticidad de un reloj puede disminuir con el paso del tiempo. Por lo tanto, recomendamos que revise la hermeticidad de su reloj cada 12 meses.

Si ve un poco de condensación bajo el cristal de su reloj hermético le recomendamos que lo lleve rápidamente a una tienda o servicios postventa de RABAT. La aparición de condensación puede ser síntoma de que se ha producido una infiltración de agua.

Firmas

CONTACTE CON RABAT

Utilice el formulario para contactar con nosotros. Un asesor personal responderá sus dudas:

* Campos Obligatorios

Para mejorar la experiencia de navegación y compra utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.