Relojes

HUBLOT BIG BANG INTEGRAL:UNA NUEVA FUSIÓN CON TOTAL LOOK INTEGRADO

¡Ya está aquí el primer Big Bang con brazalete integrado! Quince años después de su creación, el Big Bang recibe su primer brazalete metálico integrado; una pulsera cuyo primer eslabón se fusiona con la caja.

¡ya está aquí el primer Big Bang con brazalete integrado!
Quince años después de su creación, el Big Bang recibe su PRIMER brazalete metálico integrado; una pulsera cuyo primer eslabón se fusiona con la caja.

Un brazalete integrado significa un rediseño de la caja, con los códigos de Hublot: ÚNICO y DIFERENTE. Una pieza única y exclusiva para la muñeca con una arquitectura monobloque en una completa fusión técnica y estilística. Un reloj que hasta en sus materiales –cerámica negra, King Gold y titanio– encarna el más puro estilo Hublot. Se encuentra disponible en tres modelos, entre los que figura una versión All Black editada en 500 ejemplares en homenaje al concepto de visibilidad invisible lanzado en 2006.

HISTORIA DE UNA FUSIÓN

Lanzado en Baselworld en 2005, el Big Bang, una fusión de acero, cerámica y caucho, creó el Arte de la Fusión y su icónico diseño fue todo un éxito para Hublot.

PULSERA INTEGRADA

En 2020, para su decimoquinto aniversario, el Big Bang se dota por primera vez en su historia de una pulsera integrada a medida que hace que se adapte perfectamente a la muñeca.

Un brazalete ÚNICO que no se parece a ningún otro. Una firma estética lo suficientemente clara como para asociarla inmediatamente con el Big Bang. Tres mallas, una central y dos laterales; hasta aquí, nada fuera de lo común. Le sigue un marcado estilo que retoma los códigos de la caja, con aristas que evocan la arquitectura bien definida de la carrura.

Hablar de brazalete integrado es hablar de caja rediseñada. Mientras que la esfera y el bisel son idénticos al modelo actual del Big Bang de 42 mm, con la excepción de los índices que sustituyen a los números arábigos, sus pulsadores emplean los códigos del modelo original de 2005.

El Big Bang Integral conserva su emblemática construcción tipo «sándwich», todo el reloj es del mismo material: titanio, King Gold o cerámica. Las únicas excepciones son las lunetas del bisel de composite negro y la corona sobremoldeada de caucho.

Editado en los tres materiales indisociables de la historia de Hublot, reviste la ligereza del titanio, la durabilidad a prueba de rayas de la cerámica (500 ud.) y el carácter único del King Gold.